NI 31 de mayo 2017. “CONOCIENDO NUESTRO CONVENIO DE CONSTRUCCIÓN (III)”

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

 

 

Ref: MC/MF-185

 

Sevilla, 31 de mayo de 2017

                                                                                               

 

Sección: Asesoria Jurídica (Marcos Cañadas)

 

“CONOCIENDO NUESTRO CONVENIO DE CONSTRUCCIÓN (III)”

 

En este tercer acercamiento a nuestro Convenio, vamos a tratar la denominada vinculación a la totalidad del Convenio (art. 10).

 

LA VINCULACIÓN A LA TOTALIDAD DEL CONVENIO: ¿Qué significa?

Como su propio tenor indica, la vinculación a la totalidad, supone que las condiciones pactadas en el Convenio Colectivo, forman un todo indivisible por lo que una vez publicado el convenio las partes afectadas sólo pueden regirse por todos y cada uno de los artículos de este. Ello a efectos prácticos, supone que “a priori” ninguna de las partes pudiera regirse por otra norma paccionada o acuerdo de cualquier otra naturaleza que le resultara más o menos beneficiosa en parte, pero ello tiene excepciones importantes, que vemos a continuación.

 

¡Ojo! Una cuestión importante: Hemos considerado que la cuestión relevante a destacar sobre esta materia son precisamente las excepciones a la norma general de “Vinculación a la totalidad” antes mencionada. Y es que tanto en el propio artículo 9 párrafos segundo y tercero, como en al artículo 10 se citan dos excepciones a dicha regla ordinaria.

 En primer lugar los párrafos segundo y tercero del artículo 9, hacen referencia a una excepción de carácter procedimental en tanto el mismo da la posibilidad de que para el caso de que la jurisdicción laboral modificase o anulase cualquiera de sus pactos, y este Convenio quedará sin eficacia practica, las partes se comprometen a reunirse dentro de los 10 día hábiles siguientes al de la firmeza de la resolución para resolver el problema planteado sobre esa parte exclusiva del Convenio. Por el contrario, para el caso de que en el plazo de 45 días hábiles desde la firmeza de la resolución oportuna igualmente, no alcanzasen un acuerdo, se comprometen asimismo a fijar el calendario de reuniones para la negociación del Convenio ahora sí en su totalidad.

En segunda lugar, la otra excepción, -en este caso de carácter sustantivo y a su vez más importante por su relevancia práctica-, es la citada en el artículo 10. Y es que dicho artículo establece que han de respetarse las condiciones más beneficiosas reconocidas a los trabajadores a título personal, antes de la entrada en vigor del más que referido Convenio o cualquier otro de ámbito inferior, respecto a los conceptos cuantificables, entre los que se encuentran como sabemos evidentemente la piedra angular de toda negociación colectiva, los salarios.