NI 28 de Diciembre 2017. “CONOCIENDO NUESTRO CONVENIO DE CONSTRUCCIÓN (XVIII)

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email

 

 

 

Ref: MC/MF-472

 

Sevilla, 28 de diciembre de 2017

                                                                                               

 

Sección: Asesoria Jurídica (Marcos Cañadas)

 

 

CONOCIENDO NUESTRO CONVENIO DE CONSTRUCCIÓN (XVIII)

           

Desde la Asesoría Jurídica de GAESCO queremos despedir el año, además de deseando a todos nuestros asociados un próspero y feliz año 2018, con la última edición de  “CONOCIENDO NUESTRO CONVENIO DE CONSTRUCCIÓN” del año 2017.  En tal sentido y a razón de la fecha en las que nos encontramos inmersos, hemos pensado que puede ser de interés para todos nuestros asociados conocer de primera mano los diferentes permisos y licencias que prevé nuestro convenio de construcción para los trabajadores que se encuentran bajo su ámbito. Es por ello que hoy desarrollaremos lo establecido en el art. 59 de nuestra norma paccionada “Permisos y licencias”.

 

            ¿QUÉ PERMISOS Y LICENCIAS PREVÉ EL CONVENIO DE LA CONSTRUCCIÓN DE SEVILLA Y PROVINCIA?

 

            Los permisos y licencias previstos en nuestro Convenio son los siguientes:

 

  1. El trabajador, previo aviso de al menos cuarenta y ocho horas, salvo acreditada urgencia y justificación posterior se encuentra facultado para ausentarse del trabajo, manteniendo el derecho a la percepción de todos aquellos conceptos retributivos que no se encuentren vinculados de forma expresa a la prestación efectiva de la actividad laboral (por ejemplo el plus de asistencia), por alguno de los motivos y por el tiempo siguiente:

 A. Quince días naturales en caso de matrimonio.

 B. Dos días naturales, de los cuales al menos uno deberá ser laborable, por nacimiento o adopción de un hijo. En el caso de trabajadores no comunitarios o comunitarios de países no colindantes con España el permiso será, siempre que acrediten efectivamente la realización del desplazamiento a su país de origen, de cinco días naturales, pudiéndose ampliar hasta ocho días con el consentimiento de la empresa, pero siendo exclusivamente retribuidos los cinco días antes señalados.

 

C. Un día por matrimonio de hijos.

 

D. Tres días naturales por fallecimiento del cónyuge y parientes hasta el segundo grado de consanguinidad o afinidad. En el caso de trabajadores no comunitarios o comunitarios de países no colindantes con España el permiso será, siempre que acrediten efectivamente la realización del desplazamiento a su país de origen, de seis días naturales, pudiéndose ampliar hasta ocho días con el consentimiento de la empresa, pero siendo exclusivamente retribuidos los seis días antes señalados.

 

E. Dos días naturales por enfermedad o accidente grave, u hospitalización del cónyuge y parientes hasta el segundo grado de consanguinidad o afinidad.

 

F. Un día por traslado del domicilio

 

G. Por el tiempo necesario para concurrir a exámenes, como consecuencia de los estudios que esté realizando en centros de enseñanza, universitarios o de formación profesional, de carácter público o privado, reconocidos.

 

Cuando por los motivos expresados en los apartados b), c) d) y e), el trabajador necesite efectuar un desplazamiento al efecto, los plazos señalados en los mismos se incrementarán en dos días naturales, salvo los trabajadores no comunitarios o comunitarios no colindantes con España que se acojan a lo dispuesto en los últimos incisos de los apartados b) y d).

 

Los supuestos contemplados en los apartados precedentes cuando concurran las circunstancias previstas en los mismos se extenderán asimismo a las parejas de hecho siempre que consten inscritas en el registro correspondiente

 

  1. En las mismas condiciones que las previstas en el apartado 1 del presente artículo, el trabajador podrá ausentarse del trabajo por el tiempo necesario para el cumplimiento de un deber inexcusable de carácter público y personal. Cuando conste en una norma legal un período determinado de ausencia, se estará a lo que ésta disponga en cuanto a su duración y compensación económica. En el supuesto de que, por el cumplimiento del deber o desempeño del cargo público, el trabajador perciba una compensación económica, cualquiera que sea su denominación, se descontará el importe de la misma de la retribución a que tuviera derecho en la empresa. Cuando el cumplimiento del deber antes referido, suponga la imposibilidad de prestación de trabajo en más del 25% de las horas laborables en un período de tres meses, la empresa se encuentra facultada para decidir el paso del trabajador afectado a la situación de excedencia forzosa, con todos los efectos inherentes a la misma.

 

  1. Las trabajadoras, por lactancia de un hijo menor de nueve meses, tendrán derecho, sin pérdida alguna de retribución, a una hora diaria de ausencia del trabajo, que podrán dividir en dos fracciones. La duración del permiso se incrementará proporcionalmente en los casos de parto múltiple. La mujer, por su voluntad, e igualmente sin pérdida de retribución, podrá sustituir este derecho por una reducción de la jornada laboral en media hora diaria con la misma finalidad o acumularlo en jornadas completas, conforme al acuerdo a que llegue con la empresa. Este permiso podrá ser disfrutado indistintamente por el padre o la madre en caso de que ambos trabajen, siempre que quede acreditado mediante certificación de la empresa en que trabaje la madre que ésta no ha ejercitado en la misma este derecho. El tiempo dedicado a este permiso de lactancia podrá ser acumulado para su disfrute a propuesta del trabajador.

 

  1. El trabajador que, por razones de guarda legal, tenga a su cuidado directo a algún menor de 8 años o a un persona con discapacidad física, psíquica o sensorial que no desempeñe otra actividad retribuida, tendrá derecho a una reducción de la jornada de trabajo entre al menos un tercio y un máximo de la mitad de la duración de aquélla, con la disminución proporcional del salario. El ejercicio de este derecho por parte del trabajador durante los primeros nueve meses de vida del menor, es incompatible con el previsto en el apartado 3 del presente artículo. Tendrá el mismo derecho quien precise encargarse del cuidado directo de un familiar, hasta el segundo grado de consanguinidad o afinidad, que por razones de edad, accidente o enfermedad no pueda valerse por sí mismo, y que no desempeñe actividad retribuida. La reducción de jornada contemplada en el  presente apartado constituye un derecho individual de los trabajadores, mujeres y hombres. No obstante, si dos o más trabajadores de la misma empresa generasen este derecho por el mismo sujeto causante, el empresario podrá limitar su ejercicio simultáneo por razones justificadas de funcionamiento de la empresa

 

            ¡OJO! UNA CUESTIÓN IMPORTANTE

            Como puede observarse los permisos y licencias, salvo excepciones, son ausencias del trabajo retribuidas que en ningún caso suspenden el contrato de trabajo.