NI 28 de abril 2017. “CONOCIENDO NUESTRO CONVENIO DE CONSTRUCCIÓN (I)”

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Ref: MC/MF-146

 

Sevilla,  28 de Abril  de 2017

                                                                                               

 

Sección: Asesoria Jurídica (Marcos Cañadas)

 

 

“CONOCIENDO NUESTRO CONVENIO DE CONSTRUCCIÓN (I)”

 

Desde la Asesoría Jurídica de GAESCO venimos a poner en marcha este ilusionante proyecto “CONOCIENDO NUESTRO CONVENIO DE CONSTRUCCIÓN”, que tiene como objetivo acercar a nuestros Asociados y en especial a sus departamentos de Recursos Humanos y equipos de dirección, la norma paccionada (Convenio Colectivo de aplicación) que rige para nuestras relaciones laborales en el sector, dentro del ámbito de Sevilla y Provincia.

 

Comenzamos así un serial de circulares o comunicaciones que, con una periodicidad semanal, tratarán aspectos relevantes del Convenio Colectivo Provincial de la Construcción y Obras Públicas de Sevilla (2008), con el objetivo expuesto de dar a conocer sus aspectos principales de cara a su mejor conocimiento e interpretación por nuestros Asociados, a fin de no incurrir en ilegalidades o incorrecciones que de futuro puedan generar conflictos laborales o controversias, individuales o colectivas.

 

Como resulta conocido, la versión actualmente vigente de nuestro Convenio data del año 2008, si bien existe un acuerdo suscrito expresamente entre las partes negociadoras del mismo, de fecha 31/03/2015, respecto a las Tablas Salariales, marcando con claridad su horizonte hasta el año 2019 inclusive.

En este primer acercamiento a nuestro Convenio, vamos a tratar los Ámbitos funcional y personal (arts. 1 y 2).

 

ÁMBITO FUNICONAL: ¿Para qué actividades propias del sector será obligatoria la aplicación del Convenio?

 

El Convenio las simplifica de forma genérica en 5 grandes núcleos de actividades, si bien éstas son posteriormente desarrolladas, con concreción y detalle, en el ANEXO III bis del mismo (similar especificación que realiza el ANEXO I del Convenio Estatal). En este sentido hay que reseñar que nuestro Convenio realiza una especificación de actividades con rigor, delimitando pues su campo de actuación. Los citados 5 grandes núcleos de actividades son:

 

 

 

  • Actividades de Construcción y Obras Públicas.

 

  • Conservación y mantenimiento de infraestructuras.

 

  • Canteras, areneras, graveras y la explotación de tierras industriales.

 

  • Embarcaciones, artefactos flotantes y ferrocarriles auxiliares de obras y puertos.

 

  • El comercio de la construcción mayoritario y exclusivista (esto es, cualquiera de los artículos elaborados por empresas incluidas dentro del ámbito del convenio o destinadas al uso principal de las mismas, siempre que sean mayoristas y exclusivistas).

¡Ojo! Una cuestión importante: por expresa indicación del art 1.4 del Convenio, todo lo relativo a SEGURIDAD Y SALUD EN EL TRABAJO (en especial la formación preventiva), a que se refiere el Libro II del Convenio Estatal, es de obligado cumplimiento para las empresas que ejecuten trabajos en los centros de trabajo considerados como obras (y lógicamente para sus trabajadores), entendiendo que ello es así, AÚN A PESAR DE QUE EL CONVENIO COLECTIVO APLICABLE A ESTAS RELACIONES LABORALES NO SEA EL DE CONSTRUCCIÓN (ejemplo, un vigilante de seguridad en obra).

 

Ello lo entendemos de especial relevancia toda vez que las empresas constructoras (agente interviniente principal) habrán de exigir a todas las entidades que, a nivel de contrata o subcontrata intervengan o ejecuten trabajos en las obras, acreditación de la formación preventiva (seguridad y salud) respecto de sus trabajadores “desplazados” a dicha obra, a fin de evitar responsabilidades de futuro vía derivación, ante el acontecimiento inesperado de siniestros, accidentes y contingencias de índole similar.

 

En este sentido, destacar como relevante el hecho de que en todo momento se habla de disposiciones mínimas en materia de seguridad y salud… con lo cual entendemos desde GAESCO que la diligencia preventiva estaría “salvada” para estos trabajadores “externos” con la acreditación de un primer ciclo de formación (art. 143  Convenio Estatal, 8 h.), cuyo contenido formativo se desglosa en:

 

  1. Conceptos básicos sobre seguridad y salud.
  2. Técnicas preventivas elementales sobre seguridad y salud.
  3. Primeros auxilios y medidas de emergencia.
  4. Derechos y obligaciones.

 

 

 

ÁMBITO PERSONAL: ¿Para qué quién será de obligada observancia nuestro Convenio de Construcción?

 

  • Para todas las empresas, entidades públicas y trabajadores de las actividades antes citadas.

¡Ojo! Una cuestión importante: Se excluye del ámbito del Convenio el personal directivo (Nivel I), siendo éste un personal de libre designación por la empresa. Su relación laboral se regirá por lo estipulado en el contrato de trabajo y, en su caso, por la normativa especial que le resulte de aplicación (por ejemplo, régimen especial de alta dirección).