NI 14 DE FEBRERO 2018. “CONOCIENDO NUESTRO CONVENIO DE CONSTRUCCIÓN (XXI)

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

 

 

 

Ref: MC/MF-60

 

Sevilla, 14 de Febrero de 2018

                                                                                               

 

Sección: Asesoria Jurídica (Marcos Cañadas)

 

 

 

CONOCIENDO NUESTRO CONVENIO DE CONSTRUCCIÓN (XXI)

 

            En la presente edición de nuestra circular “CONOCIENDO NUESTRO CONVENIO DE CONSTRUCCIÓN” trataremos sobre “La movilidad funcional y el cambio de puesto de trabajo”  a lo que hace alusión los arts. 60 Y ss. de Nuestra Norma Paccionada.

            Esta figura jurídico-laboral se trata de un concepto general del Derecho de los Trabajadores recogido en el art. 39 del Texto Refundido del Estatuto de los Trabajadores, no obstante en esta circular trataremos de profundizar en el mismo, así como resaltar las particularidades que recoge el Convenio de la Construcción de Sevilla.

           

            ¿QUÉ SE ENTIENDE POR MOVILIDAD FUNCIONAL EN NUESTRO CONVENIO COLECTIVO?

            El artículo 60 de nuestro Convenio señala que se entiende por movilidad funcional la que se deriva de la facultad que tiene el empresario para decidir el cambio de puesto de trabajo de sus trabajadores, cuando lo estime necesario para la buena marcha de la organización, siempre que se efectúe sin perjuicio de los derechos económicos y profesionales que correspondan a éstos, y se respeten las limitaciones exigidas por las titulaciones académicas o profesionales que se requieran para ejercer la prestación laboral de que se trate y la pertenencia al grupo profesional correspondiente.

 

            ¿QUÉ REGLAS PREVE NUESTRO CONVENIO PARA LA MOVILIDAD A CATEGORÍA SUPERIOR O ASCENSO?

 

Ello viene reglado en el art. 61 y establece las siguientes particularidades:

 

  • El trabajador podrá ser destinado a ocupar un puesto de superior categoría a la que tuviera reconocida por plazo que no exceda de seis meses durante un año, u ocho durante dos años, teniendo derecho a percibir, mientras se encuentre en tal situación, la remuneración correspondiente a la función efectivamente desempeñada. Tras dicho período, el trabajador podrá reclamar de la empresa la clasificación profesional adecuada y, si ésta no resolviese favorablemente, al respecto, en un plazo de quince días, y previo informe, en su caso, de los representantes legales de los trabajadores, podrá reclamarla ante la jurisdicción competente, y surtirá efectos, si es estimada la reclamación y una vez firme la resolución correspondiente, a partir del día en que el interesado solicitó, por escrito su adecuada clasificación.

 

  • Cuando se realicen funciones de categoría superior, pero no proceda el ascenso por no reunir el interesado los requisitos precisos al respecto, el trabajador tendrá derecho a percibir la diferencia retributiva existente entre la categoría asignada y la de la función efectivamente realizada. Se exceptúan de lo anteriormente dispuesto, los trabajos de categoría superior que el trabajador realice, de común acuerdo con la empresa, con el fin de prepararse para el ascenso.

 

  • Lo dispuesto anteriormente no será aplicable, salvo en lo que se refiere a la retribución, incapacidad temporal, maternidad, permiso y excedencias en los que la sustitución comprenderá todo el tiempo que duren las circunstancias que la hayan motivado.

 

 

¿Y PARA LA MOVILIDAD A CATEGORÍA INFERIOR?

 

            Ello viene reglado en el art. 62 y establece las siguientes particularidades:

 

  • La empresa podrá destinar a un trabajador a realizar tareas correspondientes a una categoría profesional inferior a la suya por el tiempo imprescindible, y comunicándolo, a los representantes legales de los trabajadores, si los hubiere, no pudiendo el interesado negarse a efectuar el trabajo encomendado, siempre que ello no perjudique su formación profesional. En esta situación, el trabajador seguirá percibiendo la remuneración que, por su categoría y función anterior, le corresponda.

 

  • A un trabajador no se le podrá imponer la realización de trabajos propios de categoría inferior durante más de tres meses al año, mientras todos los trabajadores de la misma categoría no hayan rotado en la realización de dichas tareas. No se considerarán a efectos del cómputo los supuestos de avería o fuerza mayor.

 

  • Si el destino de inferior categoría profesional hubiera sido solicitado por el propio trabajador, se asignará a éste la retribución que le corresponda por la función efectivamente desempeñada, pero no se podrá exigir que realice trabajos de categoría superior a aquella por la que se le retribuye.