NI 12 de Diciembre de 2017. Exención en el IRPF de las indemnizaciones de los altos directivos

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

 

 

 

Sevilla,  12 de Diciembre  de 2017

                                                                                               

 

Sección: FISCAL    

 

 

“Expansión”, Martes 12 de Diciembre de 2017

 

LA AEDAF OPINAPrincipio del formulario

 

Las indemnizaciones de los altos directivos

 

Se ha publicado recientemente una sentencia de la Audiencia Nacional, de 8 de marzo de 2017 (*), en la que se declara la exención de la indemnización recibida por un alto directivo como consecuencia del cese por parte de su empleador, y, en consecuencia, se anulan la liquidación emitida y la sanción impuesta por la Agencia Tributaria.

 

            Es necesario recordar que la relación laboral que un alto directivo tiene con su empresa es una relación de dependencia, si bien de carácter especial que tiene su máxima expresión en la confianza depositada en el alto directivo para la toma de las decisiones estratégicas del día a día de cada empresa.

 

            Esta sentencia supone una continuación, y una confirmación en el ámbito tributario, de la ya emitida por el Tribunal Supremo, Sala de lo Social, el 22 de abril de 2014, originada por un recurso de casación para unificación de doctrina, en la que se declaró que las indemnizaciones por despido del personal de alta dirección, incluso en los casos en que existe un pacto expreso que excluya cualquier indemnización por despido o cese, tendrán un mínimo obligatorio establecido de siete días de salario por año trabajado con un máximo de seis mensualidades, siendo este a su vez el límite considerado en el ámbito tributario por la Sentencia de la Audiencia Nacional para declarar como exenta la indemnización en el Impuesto sobre las Renta de las Personas Físicas.

 

            La Dirección General de Tributos, los Tribunales Económico Administrativos y el propio Tribunal Supremo (sentencia de 13 de junio de 2012) han tratado como no exentas las indemnizaciones de los altos directivos ya que se consideraba que la exención solo era aplicable a las indemnizaciones establecidas por imperativo legal. Hasta la fecha, se había interpretado que no existía ningún límite, ni máximo ni mínimo, de carácter obligatorio en las indemnizaciones de los altos directivos puesto que los importes establecidos reglamentariamente aplicaban “a falta de pacto” y “en defecto de este” en el ámbito laboral.

 

            Sin embargo, la sentencia de la Audiencia Nacional que comentamos supone un cambio radical en el tratamiento de las indemnizaciones por despido de los altos directivos. La Audiencia Nacional, sobre la base de la interpretación realizada por la Sentencia del Tribunal Supremo de 22 de abril de 2014, determina que la indemnización de siete días de salario por año trabajado con un máximo de seis mensualidades es la mínima obligatoria en los casos de desistimiento del empleador o cese, incluso cuando haya pacto expreso de no ofrecer indemnización alguna, y dice que corresponde a la Audiencia Nacional “extraer las consecuencias precisas en las materias sometidas a su competencia, como es el caso de la tributaria”, y por tanto deja como exentas dichas indemnizaciones dentro de determinados límites.

 

            En definitiva, existen dos interpretaciones de un mismo hecho que se encuentran enfrentadas por parte de la Administración tributaria y de los Tribunales. Esperemos que se dicten más sentencias en el mismo sentido que la de la Audiencia Nacional que otorguen seguridad jurídica en el tratamiento de las indemnizaciones percibidas por los altos directivos.

 

______

NOTAS: Los subrayados son del remitente

(*) Se adjunta el texto íntegro de la sentencia.