NI 08 de mayo 2017. “CONOCIENDO NUESTRO CONVENIO DE CONSTRUCCIÓN (II)”

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email

 

 

                                                  

 

Ref: MC/MF-156

 

Sevilla, 08 de mayo de 2017

                                                                                               

 

Sección: Asesoria Jurídica (Marcos Cañadas)

 

 

 “CONOCIENDO NUESTRO CONVENIO DE CONSTRUCCIÓN (II)”

 

En este segundo acercamiento a nuestro Convenio, vamos a tratar los Ámbitos Territorial y Material (arts. 3 y 4).

 

ÁMBITO TERRITORIAL: ¿Dónde rige nuestro Convenio? ¿Qué ubicación territorial han de tener las empresas para quedar afectadas por el mismo?

Nuestro Convenio provincial de Construcción afecta a todas las empresas que desarrollan su actividad en los centros de trabajo establecidos en Sevilla y su Provincia, y ello aunque las sedes centrales o domicilios sociales de las empresas radiquen en otras provincias.

 

¡Ojo! Algunas cuestiones importantes:

– ¿Qué se entiende por centro de trabajo?:

  • Por definición legal (art. 1.5 Estatuto de los Trabajadores, en adelante, T.R.L.E.T.) la unidad productiva con organización específica, que sea dada de alta, como tal, ante la autoridad laboral.
  • Para nuestro caso, son centro de trabajo las propias OBRAS, esto es, donde se ejecutan de manera efectiva los servicios de construcción. En este caso y como resulta conocido, hay que comunicar a la Autoridad Laboral competente (Consejería de Empleo de la Junta de Andalucía) la pertinente apertura del centro de trabajo, en el plazo de 30 desde el comienzo de las obras. Dicha comunicación que realiza el contratista (en modelo normalizado que facilitan en la Delegación Provincial) deberá incluir el plan de seguridad y salud.

 – ¿Qué convenio es aplicable a un trabajador español de una empresa radicada en Sevilla y Provincia, qué fue contratado aquí pero que está acometiendo una obra en el extranjero (un país de Sudamérica, por ejemplo)?:

  • Por previsión del T.R.L.E.T. (art. 1.4) y del propio art. 3 de nuestro Convenio, la legislación laboral española será de aplicación al trabajo que presten los trabajadores españoles contratados en España al servicio de empresas españolas en el extranjero, ello sin perjuicio de las normas de orden público aplicables en el lugar de trabajo. Dichos trabajadores tendrán, al menos, los derechos económicos que les corresponderían de trabajar en territorio español.

 – Por supuesto, una empresa cuya central radica en Madrid, Barcelona, Valencia o cualquier otra provincia diferente de Sevilla pero que está acometiendo unas obras en ésta última (aún sin tener sede física, ni oficina, ni establecimiento alguno), quedará afectada por nuestro Convenio provincial.

 

 

ÁMBITO MATERIAL: ¿Qué materias han quedado reservadas para la negociación colectiva en el marco del Convenio Estatal General de Construcción?

 

Respecto de las siguientes materias, y aun conociendo con carácter genérico la naturaleza supletoria de la Norma Paccionada Estatal, habremos siempre de encontrar su expresa regulación en ésta última (Convenio General de ámbito Estatal), sin perjuicio de que el nuestro Provincial, se haya hecho eco de algunas de tales materias transcribiendo literalmente el tenor del articulado estatal:

  • Periodo de prueba.
  • Modalidades de contratación.
  • Clasificación profesional.
  • Movilidad geográfica.
  • Régimen disciplinario.
  • Seguridad y salud en el trabajo.
  • Fundación laboral de la Construcción.
  • Programas formativos y contenidos específicos de carácter sectorial y para los trabajos de cada especialidad del sector de la construcción.
  • Sistemas o procedimientos de representación de los trabajadores, con el fin de promover el cumplimiento de la normativa de P.R.L.
  • Tarjeta Profesional de la Construcción.

 

¡Ojo! Una cuestión importante: Un ejemplo de transcripción literal en nuestro Convenio de lo recogido en el Convenio Estatal lo encontramos en el Régimen Disciplinario, en el que se articulan las faltas leves (art. 85); graves (86) y muy graves (87). Asimismo en el art. 88 se recoge el marco sancionador de posible aplicación en atención a la naturaleza de la falta que cometa el trabajador. Sobre todo lo relativo al régimen disciplinario trataremos en su capítulo correspondiente.