Circular 6 de Junio 2017 Quien debe acreditar la realizacion de horas extras

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

 

 

Sevilla,   6 de junio  de 2017

                                  

 

MC/MF-C/195

Sección: Asesoría Jurídica (Marcos Cañadas)

 

 

QUIÉN DEBE ACREDITAR EL PAGO O COMPENSACIÓN DE LAS HORAS EXTRAS TRABAJADOR O EMPRESARIO?

Como es ampliamente sabido, recientemente el Tribunal Supremo ha declarado que no todas las empresas deben llevar el registro diario de la jornada, sino sólo aquellas que en las que los trabajadores efectivamente realicen horas extraordinarias o tengan trabajadores a tiempo parcial. Entonces es posible que se nos plante la siguiente cuestión: si no llevamos el registro de horas extras y un trabajador reclama su pago ¿Quién debe acreditar su realización o no ante los Juzgados de lo Social en el caso hipotético de que el trabajador las reclamase?

Pues desde nuestra Asesoría pensamos firmemente que si uno de sus trabajadores interpone una reclamación de cantidad en materia de horas extraordinarias (para ello dispone de un plazo de un año desde que supuestamente se realizaron), sepa que la obligación de acreditar la realización de dichas horas extras le corresponde a él. En este sentido:

  • La carga de la prueba es del trabajador.En concreto, deberá poder demostrar el número de horas extras realizadas, los días y las horas en que se efectuaron, así como sus circunstancias.
  • Si su empleado no acredita la realización de horas extras, no importará que su empresa no haya registrado su jornada (recuerde que el registro sólo se exige cuando se hacen horas extraordinarias).

 

¡Ojo, una cuestión importante!, si su empleado sí realizó las horas extras pero usted alega que no se las pagó porque se las ha compensado con descansos, en este caso le corresponderá a usted acreditar dicha compensación.

 

Si se acaba demostrando que efectivamente su empleado hizo horas extras y que usted no las compensó con descanso (el afectado puede reclamarle las diferencias por horas realizadas y no abonadas durante el último año):

  • Deberá abonárselas en la cuantía que prevea el convenio (si éste no dice nada, el valor de la hora extra no podrá ser inferior al de la hora ordinaria). También deberá regularizar la cotización de dichas diferencias salariales (abonando un recargo del 20%).
  • Alternativamente, y si todavía no han pasado cuatro meses desde la realización, podrá optar por compensarlas con días de descanso.

 

Por otro lado, si no llevó al cabo el registro de las horas extras, la Inspección podrá sancionarle con multas de entre 626 y 6.250 euros.

Es muy recomendable que, aunque no sea obligatorio registrar la jornada de sus empleados a tiempo completo que no realicen horas extras, quizá le interese implantar algún tipo de registro. Y ello porque:

  • Ello le permitirá controlar de forma exactael cumplimiento de la jornada anual.  De ese modo, a final de año podrá verificar si un empleado ha trabajado menos horas anuales de las que marca el convenio, en cuyo caso se las podrá descontar del salario.
  • Además, si un empleado le reclama el pago de horas extras, con los fichajes lo tendrá sencillo para acreditar su no realización, o bien para demostrar que las ha compensado con descansos en los cuatro meses siguientes.

 

En conclusión, la carga de probar las horas extras realizadas corresponde a su trabajador. A estos efectos, aunque no sea obligatorio registrar la jornada si no se hacen horas extras, quizá le interese efectuar dicho registro para evitar este tipo de reclamaciones.