Circular 4 de abril de 2017. Delegados de prevencion y credito horario

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

 

 

 

Sevilla,   4 de abril  de 2017

                                  

 

MC/MF-C/116

Sección: Jurídico  

 

 

 

DELEGADOS DE PREVENCIÓN Y CRÉDITO HORARIO… Y… ¡OJO CON LOS DESPIDOS!

En esta nueva circular, desde la Asesoría Jurídica queremos dar a conocer, por su relevancia y utilizando como fuente la reciente Sentencia del Tribunal Supremo, Sala de lo Social de fecha 16/11/2016,  la figura del Delegado de Prevención. Entre sus funciones fundamentales está la de vigilar y fiscalizar que la empresa cumple con sus obligaciones en materia de prevención de riesgos laborales y de seguridad y salud en el trabajo, así como la de acompañar a los Inspectores de Trabajo y Seguridad Social en sus visitas.

 

En principio (a salvo de que el Convenio pueda establecer otra forma o conducto), el delegado de prevención es designado de entre los representantes legales de los trabajadores. Para el supuesto de no existir RLT en la empresa, los trabajadores también podrán designar a uno de ellos como Delegado de Prevención.

 

El número de Delegados de Prevención obligatorios en las empresas depende del volumen de su plantilla, según la siguiente escala:

 

 

PLANTILLA

PLANTILLA

Hasta 30 empleados

Será el delegado de personal

De 1.001 a 2.000

5

 

Entre 31 y 49

1, elegido por y entre los delegados de personal

 

De 2.001 a 3.000

 

6

De 101 a 500

3

De 3.001 a 4.000

7

De 501 a 1.000

4

4.001 o más

8

 

 Lo que resulta especialmente relevante a la luz de la Sentencia antes reseñada, es conocer que los delegados de prevención, en cualquiera de los casos (siendo ya miembros de la RLT o no) disponen de las garantía de los representantes de los trabajadores, teniendo pues derecho al crédito horario.

 

El crédito horario es un número de horas mensuales retribuidas que pueden destinar los trabajadores a ejercer sus tareas de representación (en este caso preventivas).

 

Al disponer pues de tales prerrogativas habrá que tener especial cuidado a la hora de despedir a un delegado de prevención, dado que existirá la necesidad de aperturarle expediente contradictorio y gozará de prioridad de permanencia en la empresa respecto de un empleado ordinario en igualdad de condiciones.