Circular 31 de octubre de 2017.- PLAN DE IGUALDAD VI CONVENIO CONSTRUCCION

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email

 

 

 

 

Sevilla,   31 de Octubre  de 2017

                                  

 

MC/MF-C/396

Sección: Asesoría Jurídica (Marcos Cañadas)

 

 

EL PLAN DE IGUALDAD EN EL VI CONVENIO GENERAL DEL SECTOR  DE LA CONSTRUCCIÓN

                                         

A razón de una consulta realizada por uno de nuestros asociados nos ha parecido interesante desde la Asesoría Jurídica de GAESCO remitir una circular sobre lo que prevé el VI Convenio General del Sector de la Construcción aprobado en fecha reciente, en materia de Igualdad en el trabajo.

Dicho Convenio dedica uno de sus títulos a la Igualdad de Oportunidades, exactamente el título IV y contempla un solo art., el 144, cuyo fin último, tal y como señala el propio tenor del texto, no es otro que prosperar en la igualdad efectiva entre hombres y mujeres en el sector de la Construcción y ello, en base a una serie de principios:

  1. Promover la aplicación efectiva de la igualdad de oportunidades en la empresa en cuanto al acceso al empleo, a la formación, a la promoción, a la protección a la maternidad y en las condiciones de trabajo.
  2. Prevenir, detectar y erradicar cualquier manifestación de discriminación, directa o indirecta.
  3. Identificar conjuntamente líneas de actuación e impulsar y desarrollar acciones concretas en esta materia.
  4. Impulsar una presencia equilibrada de la mujer en los ámbitos de la empresa

Más allá de este preámbulo teórico, la Igualdad de Oportunidades se materializa en la necesidad/obligatoriedad de las empresas con más de 100 trabajadores de elaborar un Plan de Igualdad. Nada refiere sobre que las empresas con menos de 100 trabajadores no puedan elaborarlo y lógicamente, en tanto supone condiciones más beneficiosas para los trabajadores, entendemos es posible aunque como decimos no obligatorio.

El Convenio define el Plan de Igualdad como un conjunto ordenado de medidas, adoptadas después de realizar un diagnóstico de situación, tendentes a alcanzar en la empresa la igualdad de trato y oportunidades entre mujeres y hombres. Para ello el Convenio establece una serie de pautas muy generales, cuales son:

  • El primer paso en el Plan de Igualdad sería elaborar un informe sobre el estado actual de la empresa en cuanto a unos parámetros de Igualdad se entiende, por ejemplo entre otros que se nos pueda ocurrir; comparación de salarios entre hombres y mujeres conforme a la función efectiva dentro de la empresa, el número de trabajadores de un sexo y otro que desempeña su trabajo en las distintas categorías profesionales que se distribuya la empresa, etc.
  • Una vez realizado un informe riguroso, y documentalmente fidedigno, el plan de Igualdad deberá fijar los objetivos, estrategias y prácticas a adoptar, en aras de consumar la igualdad efectiva entre hombres y mujeres, así como sistemas eficaces de seguimiento y evaluación de los mismos.
  • También establece el Convenio que para la consecución de los objetivos fijados, los Planes de Igualdad podrán contemplar las siguientes materias; acceso al empleo, clasificación profesional, promoción y formación, retribuciones, ordenación del tiempo de trabajo para favorecer, en términos de igualdad entre mujeres y hombres, la conciliación laboral, personal y familiar, y prevención del acoso sexual y del acoso por razón de sexo.
  • Por último, el Convenio General del Sector de la Construcción establece que los Planes de Igualdad incluirán la totalidad de una empresa, sin perjuicio del establecimiento de acciones especiales adecuadas respecto de determinados centro de trabajo.