Circular 23 10 2017 RESEÑAS JURISPRUDENCIALES INTERES tiempo bocadillo y sucesion empresarial

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email

 

 

 

Sevilla,  23 de octubre  de 2017

                                  

 

MC/MF-C/382

Sección: Asesoría Jurídica (Marcos Cañadas)

 

 

RESEÑAS JURISPRUDENCIALES DE INTERÉS:

 

MODIFICACIÓN UNILATERAL EN LA CALIFICACIÓN DEL DESCANSO PARA EL BOCADILLO COMO TIEMPO DE TRABAJO EFECTIVO.-

 

La Sentencia del Tribunal Supremo de 13 de julio de 2017, dictada en recurso de unificación de doctrina, ha venido a establecer que el hecho de que el empresario viniera tolerando durante cinco años que el “descanso para el bocadillo” se entendiera como tiempo de trabajo efectivo, ello no constituye una condición más beneficiosa “para siempre” en sede del trabajador, declarando pues que el empresario puede decidir unilateralmente que el descanso para el bocadillo no se considere tiempo de trabajo efectivo y, en consecuencia, poder aumentar los días de trabajo para incorporar ese tiempo no trabajado.

 

Ahora bien, si se opta por esta última posibilidad (legítima para el empresario, tras el dictado de la Sentencia que se analiza), el citado empresario habrá de activar el mecanismo de la modificación sustancial colectiva de condiciones de trabajo (art. 41 T.R.L.E.T.), por tratarse históricamente de una condición más beneficiosa para el trabajador, cuya virtualidad, ahora, el empresario pretende modificar.

 

 

ALCANCE DE LA RESPONSABILIDAD SOLIDARIA DE LA EMPRESA CESIONARIA Y CEDENTE POR DEUDAS SALARIALES.-

 

La Sentencia del Tribunal Supremo de 11 de mayo de 2017, dictada en recurso de unificación de doctrina, viene a establecer que la sucesión empresarial conlleva que la cesionaria ha de asumir las deudas salariales de la cedente, sin que pueda ser excluida de tal obligación porque las mismas hubieran sido adquiridas por una cedente anterior.

 

En su fundamentación jurídica se pone de relieve que, en aplicación del artículo 44.3 del Estatuto de los Trabajadores, con el traspaso la empresa cesonaria se produce una sucesión empresarial por la que la empresa cesionaria asume todos los compromisos que la cedente tenía con los trabajadores que son transferidos, entre ellos los de carácter salarial, fuere cual fuere el origen de sus créditos.

 

Por ello la cesionaria no puede argumentar que no generó dicho crédito dado que lo relevante es la persistencia de la obligación incumplida y, por ende, el derecho de los trabajadores a ver abonados sus salarios ya devengados.

 

Como consecuencia de lo anterior se condena a la empresa cesionaria a responder solidariamente de los salarios junto con la empresa cedente.