Circular 20 de septiembre de 2017.-RESEÑA JURISPRUDENCIAL Despido – Grupo Empresas

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email

 

 

 

Sevilla,  20 de septiembre de 2017

                                  

 

MC/MF-C/338

Sección: Asesoría Jurídica (Marcos Cañadas Bores)

 

 

 

RESEÑA DE JURISPRUDENCIA: El TRIBUNAL Supremo endurece los requisitos para el despido objetivo en un grupo EMPRESARIAL.

Se hace necesaria la acreditación de situación económica negativa (pérdidas) no sólo de la empresa empleadora directa de la trabajadora, sino de la TOTALIDAD DEL GRUPO EMPRESARIAL al que pertenece aquella.

 

El Tribunal Supremo (TS) ha dictado sentencia en unificación de doctrina que “tumba” el despido objetivo por causas económicas de una trabajadora, al no estar acreditada la situación global del grupo mercantil.

El TS entiende que la empleada prestaba servicios de forma indistinta y simultánea a la sociedad dominante (la que despide y en la que estaba dada de alta) y a una sociedad filial, y al no ver justificadas las pérdidas de la filial, no aprecia causa justificativa para la finalización del contrato, con lo que concluye en la improcedencia del despido objetivo con la consiguiente responsabilidad solidaria de las dos empresas codemandadas.

Con independencia de la figura clásica del grupo de empresas patológico laboral, que le ha llevado a tumbar varios ERE, la sentencia subraya otra realidad: la posibilidad de que la condición de empleador la asuma el grupo mercantil con un solo empleado y no con el resto de la plantilla.

Así, establece el Supremo, la determinación de la extensión de la responsabilidad de las empresas del grupo depende de cada una de las situaciones concretas que se deriven de la prueba que en cada caso se haya puesto de manifiesto y valorado, sin que se pueda llevar a cabo una relación numérica de requisitos cerrados para que pueda entenderse que existe esa extensión de responsabilidad.

(Sentencia del Tribunal Supremo de fecha 19 de julio de 2017).