Circular 10 de julio 2020. Observatorio de la Vivienda y Suelo. Boletín anual 2019

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email

Sevilla,  10 de julio de 2020

 

 

                                                                                                                      JA/RR-C/517

 

                                                                                                   

Muy Srs. nuestros:

            Con objeto de tenerles debidamente informados, la Dirección General de Vivienda y Suelo del Ministerio de Transporte, Movilidad y Agenda Urbana, a través del Observatorio de la Vivienda, ha publicado Boletín anual, en donde se recoge los principales datos en materia de vivienda y suelo correspondientes al 2019.

Destacamos los datos más relevantes:

  • El total de viviendas terminadas el último año 2019, 78.177, contabilizando libres y protegidas, ha experimentado un incremento interanual del 20%, lo que supone, por tercer año consecutivo, una recuperación de la actividad.
  • Por quinto año consecutivo, el precio de la vivienda libre refleja un incremento interanual. El último año, del 2,1%, hasta situarse en los 1.652,8 €/m2. Si bien, en los doce años transcurridos desde el comienzo de la crisis en 2007, en el que alcanzó el valor máximo, el precio se ha reducido un 21%.
  • El número de transacciones de vivienda escrituradas en el conjunto del año 2019 se situó en 568.180, con una reducción del 2,5% en relación con el año anterior. Resulta significativo que nueve de cada diez viviendas corresponden a transacciones de vivienda usada, y solo 56.219, es decir, un 10%, corresponden a vivienda nueva.
  • La compra de vivienda realizada por extranjeros representa actualmente el 16,6% del total de transacciones, situándose en las 94.046 viviendas. Por países destacan Reino Unido con el 14% de las viviendas compradas, seguido de Francia, Alemania, Marruecos, Bélgica, Rumanía, e Italia, ya que entre los siete suman más de la mitad del total de compras realizadas, y estas son en gran parte, entre el 84-89%, de vivienda usada. Las zonas en las que se registra una mayor compra de vivienda por parte de extranjeros son Baleares, Canarias y la Comunidad Valenciana.
  • Según los últimos datos de la Encuesta de la Estructura de la Construcción del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana correspondientes al año 2018, el volumen de negocio de la construcción residencial fue de 56.239 millones, superando ligeramente la actividad de rehabilitación a la nueva construcción, ya que un 54% corresponde a restauración y conservación, y un porcentaje del 46% corresponde a obra nueva.
  • En relación con el mercado de suelo, se produjo una reducción del 25%, en la superficie transaccionada, en relación con el año anterior, hasta alcanzar las 2.416,7 hectáreas de suelo transaccionado en 2019, cifra que está lejos de las 11.600 hectáreas del año 2004. Por otra parte, el valor del suelo vendido en 2019 alcanzó los 3.109 millones de euros, que supone una reducción de casi un 16% con respecto al año anterior.
  • El precio medio del suelo urbano en 2019, de acuerdo con los datos del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, basada en el suelo objeto de transacción, ha tenido una ligera reducción del 0,2%, hasta alcanzar los 157 €/m2 . El valor máximo alcanzado el año 2006 fue de 285 €/m2, descendiendo después hasta 148 €/m2 registrado en el año 2013.
  • En cuanto al alquiler de vivienda, en los cinco últimos años ha descendido ligeramente la rentabilidad bruta, hasta situarse concretamente en un 3,80% en el último trimestre del año 2019.
  • Según los datos del Censo de Población y Vivienda de 2011, en España el 78,94% de las viviendas principales son en propiedad, y el 21,06% se encuentran en alquiler o cesión gratuita. Si bien, con los datos de EUROSTAT, se observa un incremento significativo del porcentaje de alquiler o cesión en España hasta situarse en el 23,7%de la población en el año 2018.
  • En cuanto a la financiación, se observa una recuperación en la concesión de los préstamos hipotecarios nuevos para adquisición de vivienda, formalizados por las entidades de crédito, alcanzando una cifra en el año 2019 de 357.936 préstamos, lo que supone un incremento de algo más del 2,8% con respecto a la cifra del año anterior. El importe total de estas hipotecas también se incrementó el último año un 3,3%, en relación con el anterior, hasta alcanzar la cifra de los 44.733 millones de euros, a partir de los datos del Registro de la Propiedad.
  • Por otra parte, el tipo de interés de las nuevas hipotecas para adquisición de vivienda en 2019 fue del 2,44%, cuando en el año 2008 el tipo de interés se situaba en el 5,8%. El plazo medio de las nuevas hipotecas se situó en 2018 y 2019 en 283 meses, es decir 23 años, mientras que en 2007 el plazo medio alcanzó su máximo, con 336 meses.
  • Los créditos dudosos se redujeron en 2019 a valores del 3,4% y del 5,5%, en los apartados de adquisición de vivienda y rehabilitación, respectivamente. Y también se redujeron de forma muy significativa los correspondientes al crédito a constructores, situándose en el 11,7%, y el crédito dudoso a la actividad inmobiliaria, en el 5,2%, teniendo en cuenta que en estos dos últimos casos, en el año 2013, llegaron a alcanzar valores muy superiores, del 34% y el 38% respectivamente.
  • El Instituto Nacional de Estadística publica desde 2014, los datos de ejecuciones hipotecarias iniciadas e inscritas en los registros de la propiedad. En el año 2019 el número de viviendas afectadas por ejecución hipotecaria fue de 27.055, de las que 6.340 fueron vivienda nueva, y 20.715 eran viviendas de segunda mano. Teniendo en cuenta que en 2014 se ejecutaron 70.422 viviendas, la reducción en estos cinco años ha sido de un 62%. El número de ejecuciones hipotecarias de vivienda habitual también se ha reducido de manera notable en los dos últimos años ya que en 2017 fueron 10.749 viviendas, y en 2019 las ejecuciones afectaron a un total de 5.177 viviendas habituales.
  • Un indicador que proporciona información relativa a la accesibilidad económica para la adquisición de vivienda, es el que relaciona el precio de la vivienda y la renta bruta disponible por hogar. El dato de 2018, último conocido, que proporciona el Banco de España, se sitúa en una cifra de 7,43 años de renta bruta, habiéndose reducido de forma significativa desde el máximo de casi nueve años en 2007. Por otra parte, el esfuerzo teórico anual supone que, en el último año conocido, 2018, se dedicó un 32,3% de la renta bruta anual disponible para la compra de la vivienda.
  • Finalmente, hay que señalar con los datos estimados por el Banco de España, que el parque de viviendas en el año 2019 se mantiene en 25,07 millones, y el de hogares, según la Encuesta de Población Activa 2019 del INE, asciende a 18,75 millones de hogares. Es decir, la ratio de viviendas por hogar se mantiene en 1,34.

            Sin otro particular, les saludamos muy atentamente.

 

                                               Fdo. Juan Aguilera Ruiz

Gerente