Circular 10 de agosto 2017. Conociendo nuestro Convenio de Construcción (VIII)

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email

Sevilla, 10 de agosto de 2017

 

MC/RR-C/288

Sección: Asesoría Jurídica (Marcos Cañadas)

 

CONOCIENDO NUESTRO CONVENIO DE CONSTRUCCIÓN (VIII)

Como advertimos en la ya séptima edición de nuestra circular “CONOCIENDO NUESTRO CONVENIO”, -en la que abordamos una cuestión relevante y bastante sugestiva en el mundo de la empresa, como son “Las faltas y sanciones”-, debido a la extensión de la temática lo segmentaríamos en varias circulares”.

En la anterior circular abordamos específicamente “Las faltas leves y posibles sanciones”, citando textualmente el tenor del Convenio así como señalando algunas notas o cuestiones de interés. En la actual circular trataremos “Las faltas graves y posibles sanciones” en términos similares.

¿QUÉ ACCIONES U OMISIONES DE LOS TRABAJADORES COMO CONSECUENCIA DE LA RELACIÓN LABORAL SE CONSIDERAN FALTAS GRAVES?

El art. 86 de nuestro Convenio de la Construcción prevé una serie de conductas u omisiones por parte de los trabajadores  que califica como faltas graves, las cuales son:

  1. Más de tres faltas de puntualidad en un mes o hasta tres cuando el retraso sea superior a 15 minutos, en cada una de ellas, durante dicho periodo, sin causa justificada.
  1. Faltar dos días al trabajo durante un mes, sin causa que lo justifique.
  1. No prestar la diligencia o la atención debidas en el trabajo encomendado, que pueda suponer riesgo o perjuicio de cierta consideración para el propio trabajador, sus compañeros, la empresa o terceros.
  1. La simulación de supuestos de incapacidad temporal o accidente.
  1. El incumplimiento de las órdenes o la inobservancia de las normas en materia de prevención de riesgos laborales, cuando las mismas supongan riesgo grave para el trabajador, sus compañeros o terceros, así como negarse al uso de los medios de seguridad facilitados por la empresa.
  1. La desobediencia a los superiores en cualquier materia de trabajo, siempre que la orden no implique condición vejatoria para el trabajador o entrañe riesgo para la vida o salud, tanto de él como de otros trabajadores.
  1. Cualquier alteración o falsificación de datos personales o laborales relativos al propio trabajador o a sus compañeros.
  1. La negligencia o imprudencia graves en el desarrollo de la actividad encomendada.
  1. Realizar, sin el oportuno permiso, trabajos particulares en la obra, o centro de trabajo, así como utilizar para usos propios herramientas de la empresa, tanto dentro como fuera de los locales de trabajo, a no ser que se cuente con la oportuna autorización.
  1. La disminución voluntaria y ocasional en el rendimiento de trabajo.
  1. Proporcionar datos reservados o información de la obra o centro de trabajo o de la empresa, o de personas de la misma, sin la debida autorización para ello.
  1. La ocultación de cualquier hecho o falta que el trabajador hubiese presenciado y que podría causar perjuicio grave de cualquier índole para la empresa, para sus compañeros de trabajo o para terceros.
  1. No advertir inmediatamente a sus jefes, al empresario o a quien lo represente, de cualquier anomalía, avería o accidente que observe en las instalaciones, maquinaria o locales.
  1. Introducir o facilitar el acceso al centro de trabajo a personas no autorizadas.
  1. La negligencia grave en la conservación o en la limpieza de materiales y máquinas que el trabajador tenga a su cargo.
  1. La reincidencia en cualquier falta leve, dentro del mismo trimestre, cuando haya mediado sanción por escrito de la empresa.
  1. Consumo de bebidas alcohólicas o de cualquier sustancia estupefaciente que repercuta negativamente en el trabajo.

¿CÚALES SON LAS CONSECUENCIAS O SANCIONES PREVISTAS POR NUESTRO CONVENIO COLECTIVO?

            La sanción que establece  nuestra norma paccionada para este tipo de faltas está prevista en su art. 88, y son:

  1. a) Suspensión de empleo y sueldo de 1 a 15 días.

¡OJO UNA CUESTIÓN IMPORTANTE! Previamente a la imposición de sanciones por faltas graves o muy graves a los trabajadores que ostenten la condición de representante legal o sindical, les será instruido expediente contradictorio por parte de la empresa, en el que serán oídos, aparte del interesado, los restantes miembros de la representación a que éste perteneciera, si los hubiere.

            Asimismo, es importante recordar -aunque ya se advirtió en la circular anterior- de  la obligatoriedad de dar audiencia a los delegados sindicales, si los hubiere, para el caso de que se pretenda imponer una sanción a trabajadores afiliados a un sindicato.

            También se advirtió en la anterior circular, en nuestro convenio se establece la obligación por parte de las empresas de anotar en los expedientes laborales de los trabajadores las sanciones por falta grave o muy grave que se les imponga.

Por último -y como igualmente advertimos en la anterior edición de CONOCIENDO NUESTRO CONVENIO- recomendamos a nuestros asociados la máxima cautela en el ejercicio del derecho disciplinario-sancionador que compete al empresario, en el sentido de que todas las conductas que, siendo sancionables, resulten imputadas a los trabajadores, habrán de contar con su pertinente y riguroso sustento probatorio. Asimismo se advirtió la importancia de la observancia y  el cumplimiento escrupuloso de los ASPECTOS FORMALES del procedimiento sancionador. Entre otros: explicación pormenorizada de los hechos imputados (con determinación de día y hora), fijación de los agentes intervinientes y testigos, oportuna calificación jurídica de los hechos y posible sanción a imponer. ¡Ojo también con los plazos de prescripción!  El incumplimiento de las obligaciones formales podrá dar lugar a la nulidad de la sanción, aún sin entrarse en el fondo del asunto de los hechos acontecidos.