CIRCULAR 04 de septiembre 2017 Permiso por familiar hospitalizado – Jurisprudencia

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email

 

 

 

 

Sevilla,   4 de septiembre  de 2017

                                  

 

MC/MF-C/318

Sección: Asesoría Jurídica (Marcos Cañadas Bores)

 

 

Reseña Jurisprudencial de interés: Permiso retribuido por hospitalización de familiares, ¿quién decide cuándo debe iniciarse y disfrutarse dicho permiso?

 

Con carácter previo. Presupuestos básicos para la concesión del permiso.-

 

Nos encontramos ante una situación bastante usual y recurrente en nuestras empresas y en el día a día. Empleado que solicita unos días de permiso porque tiene a un familiar hospitalizado. ¿Hay obligatoriamente que facilitárselos? ¿Quién decide cuándo se inicia y finaliza el permiso?

 

Como en otras muchas cuestiones, hemos de volver la mirada hacia el Convenio Colectivo de aplicación, en primer término. Para nuestro sector de la Construcción en la provincia de Sevilla es un aspecto que se regula en el art. 59.1.e) del C.C.

 

  1. La primera pregunta a formular sería… ¿qué se entiende por familiar a los efectos de la concesión del citado permiso? Respuesta: cónyuge y parientes hasta el segundo grado de consanguineidad o afinidad. Se considerarán familiares de segundo grado, por consanguinidad: hermanos, abuelos y nietos; por afinidad: padres políticos y cónyuge de la hija o hijo.

 

  1. Segunda interrogante: ¿Cuántos días de permiso corresponden al trabajador? Dos días naturales.

 

  1. Por último, ¿qué situaciones quedan comprendidas?: enfermedad o accidente grave así como hospitalización.

 

Sobre la cuestión controvertida… ¿Quién decide cuándo se inicia y finaliza el permiso?.-

 

Corresponde a la empresa la fijación de los días de disfrute, sin perjuicio de que, entendiéndolo no procedente, el trabajador reclame posteriormente.

 

(STSJ del País Vasco, Sala de lo Social, de 25 de octubre de 2016)

Supuesto enjuiciado:

Se confirma la sanción por falta muy grave consistente en suspensión de empleo y sueldo siete días por ausencia injustificada. El trabajador comunicó a la empresa un martes que los dos siguientes días no acudiría a trabajar por hallarse su hermana hospitalizada, indicándole la empresa que los dos días de permiso debía disfrutarlos el mismo día de ingreso hospitalario del pariente y el siguiente (es decir, martes y miércoles), y no el miércoles y el jueves. A pesar de ello el empleado no acudió el jueves a trabajar, generando el subsiguiente perjuicio a la empresa, que hubo de sustituirle (conductor de maquinaria específica). La Sala de lo Social del TSJ País Vasco confirma la sanción, recordando que el trabajador ha de acatar las órdenes del empresario sin perjuicio de su reclamación ulterior, no pudiendo erigirse en definidor de sus obligaciones, siendo la impuesta proporcionada al incumplimiento cometido.