Circular 04 de noviembre 2019. Finiquito del Convenio y alcance liberatorio

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email

 

 

Ref: MC/MF-383

 

Sevilla, 04 de Noviembre  de 2019

                                                                                               

 

Sección: Asesoria Jurídica (Marcos Cañadas)

 

 

CIRCULAR.- SOBRE EL MODELO DE FINIQUITO PREVISTO EN EL CONVENIO COLECTIVO DE LA CONSTRUCCIÓN Y SU ALCANCE LIBERATORIO PARA EL EMPRESARIO.-

 

Para que exista la extinción de la relación laboral y el trabajador renuncie a realizar futuras reclamaciones, debe existir una clara manifestación de libre voluntad del trabajador por dicha extinción, y que no pueda confundirse con la aceptación de la liquidación de la indemnización.

 

Tal y como muestran las sentencias del TS y del TSJ, no existirá valor liberatorio cuando el procedimiento afecte a algún derecho irrenunciable o cuando se haya producido vicio del consentimiento de las partes implicadas.

 

Así pues, para que la firma del finiquito por parte del trabajador adquiera valor extintivo de la relación laboral -manifieste la extinción de la relación laboral- y liberatorio -liberando al empresario del abono de cualquier otro concepto salarial o extrasalarial derivado de la relación laboral que no se encuentre reflejado entre las cantidades devengadas- han de cumplirse una serie de requisitos establecidos por la jurisprudencia ante el vacío legal de la normativa. En tal sentido, para lograr el ansiado carácter liberatorio y definitivo debería incorporar (Sentencia TSJ Madrid, Sala de lo Social, nº 319/2010, de 22/04/2010, Rec. 5534/2009):

  • la voluntad unilateral del trabajador de extinguir la relación;
  • Un mutuo acuerdo sobre la extinción, o;
  • Una transacción en la que se acepte el cese acordado por el empresario.
  • Además de una referencia pormenorizada a los conceptos económicos saldados de forma que nada quede pendiente de pago a la extinción de la relación laboral entre las partes (tales como: el salario del mes en el que se cesa, las pagas extraordinarias, la parte proporcional de la paga de beneficios o incentivos, las vacaciones no disfrutadas o las percepciones no salariales pendientes).

Según el Tribunal Supremo, para determinar el alcance y contenido del pacto o acuerdo manifestado en un documento de finiquito se requiere un examen interpretativo sobre la literalidad y concurrencia de todos los elementos de forma individual para cada caso. A pesar de la falta de especificación normativa al respecto, se han definido conceptos sobre los que el valor libratorio del finiquito no actúa, por lo que su firma -o intento de firma-, no supondrá la efectividad del mutuo acuerdo extintivo de las partes:

  1. a) Lesión grave para alguna de las partes, fraude de ley o abuso de derecho.
  2. b) Vicios en la voluntad de las partes.
  3. c) Pactos contrarios a una norma imperativa, al orden público o en perjuicio de terceros.
  4. d) Renuncias genéricas y anticipadas de derechos.
  5. f) Renuncias a las deudas nacidas con posterioridad a la firma del finiquito.
  6. g) Transacción o renuncia sobre derechos reconocidos por sentencias firmes favorables al trabajador.
  7. h) Cantidades que vinieran pagándose fuera de nómina(6)
  8. i) Causa ilícita del contrato temporalo liquidación de sucesivos contratos temporales fraudulentos.
  9. j) Firma dejando constancia de la disconformidad en el recibí de las cantidades.
  10. k) Cuando el documento está redactado en términos que inducen a error sobre la intención de las partes que lo firman.

Dicho todo lo anterior y el carácter poco pacífico del carácter liberatorio del documento de finiquito, se impone recordar lo que establece el VI CONVENIO GENERAL DE LA CONSTRUCCIÓN al respecto:

 

“Artículo 95.- Finiquitos.

 

  1. El recibo de finiquito de la relación laboral entre empresa y trabajador, para que surta plenos efectos liberatorios, deberá ser conforme al modelo que figura como Anexo III de este Convenio y con los requisitos y formalidades establecidos en los números siguientes. La Confederación Nacional de la Construcción lo editará y proveerá de ejemplares a todas las organizaciones patronales provinciales.

 

  1. Toda comunicación de cese o de preaviso de cese, deberá ir acompañada de una propuesta de finiquito en el modelo citado. Cuando se utilice como propuesta, no será preciso cumplimentar la parte que figura después de la fecha y lugar.

 

  1. El recibo de finiquito será expedido por la organización patronal correspondiente, numerado, sellado y fechado y tendrá validez únicamente dentro de los quince días naturales siguientes a la fecha en que fue expedido. La organización patronal que lo expida, vendrá obligada a llevar un registro que contenga los datos anteriormente expresados.

 

  1. Una vez firmado por el trabajador, este recibo de finiquito surtirá los efectos liberatorios que le son propios.

 

  1. En los supuestos de extinción de contrato por voluntad del trabajador, no serán de aplicación los apartados 2 y 3 de este artículo.

 

  1. El trabajador podrá estar asistido por un representante de los trabajadores, o en su defecto por un representante sindical de los sindicatos firmantes de presente Convenio, en el acto de la firma del recibo de finiquito”.

 

Con lo cual, podemos concluir que siempre que el empresario se atenga a las formalidades y requisitos del ANEXO III del Convenio el finiquito tendrá pleno carácter liberatorio, con lo que ello supone de tranquilidad para el empresario constructor o promotor.

 

En GAESCO tenemos los modelos de finiquito homologados por la Confederación Nacional de la Construcción a que se refiere el citado ANEXO III del Convenio, a disposición de todos nuestros asociados, a quiénes recomendamos su adquisición y utilización para evitar problemas de futuro con trabajadores que han terminado su relación laboral con la empresa.